Lo que queda del día

Lo que queda del día no atenderemos a voces ajenas. Ni si quiera nosotros usaremos las nuestras  para entendernos. Lo que queda del día no ensuciaremos la casa con verbos inapropiados, inexactos. Que no vibre sonido alguno y remueva el polvo del espacio que  ocupamos. Dejemos que el silencio nos certifique. Que griten nuestros cuerpos con sus formas. Que se revelen en su idioma de espasmo y piel.

Lo que queda del día será cierto o no será.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s